¿Sobre ti? Sí, porque todo esto va de lo que tú quieres para tu familia.

Si estás en HappyLab es porque eres una mamá fuera de lo común, inquieta, que no te conformas con hacer lo mismo que hace el resto y que quieres llevar la crianza y la educación de tus hijos al siguiente nivel.

Porque crees que ya desde el embarazo se pueden hacer las cosas de forma distinta, más activa y consciente que de la manera tradicional.

Porque sabes que los primeros meses de tu bebé pueden ser más fáciles de llevar si compartes tus inquietudes con otras mamás y profesionales que te entienden y que pueden ayudarte.

Porque ves que tu hijo es un explorador incansable y deseas acompañarlo en su aventura de descubrir el mundo con experiencias genuinas y aprendizajes que llevará con él para siempre.

Y porque aunque los años pasen, tu niña interior sigue ahí y quiere seguir entusiasmándose, aprendiendo y practicando cosas nuevas.

Si te identificas con todo esto, has llegado al lugar adecuado.

¡Bienvenida a HappyLab, espero verte pronto!

¿Y quién soy yo?

Me llamo Eva Martínez, soy la Directora de HappyLab y mamá de dos niñas alucinantes.

Hace unos años, dejé mi trabajo en Comunicación para lanzarme a la aventura de emprender. Cuando me convertí en mamá, me planteé cómo iba a ser el futuro de mis hijas: en qué trabajarán, cómo vivirán, cómo será el mundo que ellas conozcan como adultas y llegué a varias conclusiones interesantes:

Por ejemplo, que es muy posible que trabajen en algo que hoy en día ni siquiera exista, que sea totalmente nuevo para nosotros. Y para ello, necesitarán tener unos conocimientos y unas habilidades concretas y muy potentes.

También, que con total seguridad van a poder desarrollar mejor su carrera y ser más felices en la vida si la dedican a hacer aquello que les apasiona, que les enciende la chispa que llevan dentro y que las haga brillar. Y esa pasión hay que encontrarla.

Y además, que teniendo en cuenta que en el cole se sigue enseñando matemáticas, ciencias, lengua y artes de la misma manera que se ha hecho siembre, íbamos a tener que buscar esos estímulos más variados fuera de la educación formal.

Y así fue cómo nació HappyLab, un centro para pequeños genios en el que ofrecemos actividades extra escolares diferentes, donde los niños desde que están en la barriguita hasta que se convierten en adultos, pueden vivir experiencias nuevas, experimentar en primera persona con materiales y disciplinas nuevas y descubrir su potencial, aquello que les fascina.

A mí me gusta decir que HappyLab es el Instituto de la imaginación, donde las cosas no se miran sólo desde un punto de vista y donde cada persona es un universo.

¡Bienvenida al Universo HappyLab!